miércoles, 22 de septiembre de 2010

Emil Cioran,

FRENTE AL ESPEJO

Paris,1982




Vasco, gracias por las fotos.

El diablo se reconoce en la locura
triunfal de vuestros ojos,mientras
que en los mios,apagados y
petrificados,vuelve a hallar el
hocico de un asesino cansado de
todo,incluso del Mal.

¡Abajo el espejo! Al no tener fondo
ni limites,éste nos revela lo que de
más íntimo y lejano hay en
nosotros:nuestros temibles secretos,
nuestras ocultas demencias.

Cioran
Paris,5 de Octubre de 1983